Destacados

ver más
CEALA-40 AñosPOR Centro Educacional Adventista de Los Ángeles
003/12/2018

Actividades de celebración 40 años CEALA

Documentos postulación año 2019POR Centro Educacional Adventista de Los Ángeles
Documentos InstitucionalesPOR Centro Educacional Adventista de Los Ángeles
Celebración Día del AlumnoPOR Centro Educacional Adventista de Los Ángeles
Jornada Reflexión Espiritual con ApoderadosPOR Centro Educacional Adventista de Los Ángeles
GRAN CONCIERTO EN EL CEALAPOR Centro Educacional Adventista de Los Ángeles

Acceso a WebClass

SISTEMA ADMINISTRACIÓN ESCOLAR

Matrículas Abiertas

Plan Lector

BLOG PORTAL

Lectura Bíblica: Números 14

Israel se desalienta

1 Entonces toda la congregación alzó la voz, y el pueblo lloró esa noche. 2 Y todos los israelitas se quejaron contra Moisés y Aarón, y dijeron: “¡Ojalá hubiéramos muerto en Egipto, o muriéramos en este desierto! 3 “¿Por qué el Señor nos trae a esta tierra para caer a espada, y que nuestras esposas y nuestros niños sean por presa? ¿No sería mejor volvernos a Egipto?” 4 Y decían el uno al otro: “Nombremos un capitán, y volvamos a Egipto”. 5 Entonces Moisés y Aarón cayeron sobre su rostro ante toda la congregación de Israel. 6 Y Josué hijo de Nun, y Caleb hijo de Jefone, que eran de los que habían reconocido el país, rasgaron sus vestimentas, 7 y dijeron a toda la congregación de Is­rael: “El país que fuimos a reconocer es en gran manera bueno. 8 “Si el Señor se agrada de nosotros, nos introducirá en esa tierra que mana leche y miel y nos la entregará. 9 “Por tanto, no seáis rebeldes contra el Señor ni temáis al pueblo de esa tierra, porque nosotros los comeremos como pan. Su amparo se apartó de ellos. Pero con nosotros está el Señor. No los temáis”.

Moisés intercede por Israel

10 Entonces la multitud habló de apedrearlos. Pero la gloria del Señor se mostró en la tienda de reunión, ante Israel. 11 Y el Señor dijo a Moisés: “¿Hasta cuándo me ha de irritar este pueblo? ¿Hasta cuándo no me han de creer, a pesar de todas las señales que hice entre ellos? (Juan 12:37; Heb. 3:18) 12 “Los heriré de mortandad y los destruiré, y haré de ti una nación más grande y más fuerte que ellos”. 13 Pero Moisés respondió al Señor: “Lo oirán los egipcios, de entre quienes sacaste a este pueblo con tu fortaleza; 14 “y lo dirán a los habitantes de esta tierra, que han oído que tú, Señor, estabas en medio de tu pueblo, que cara a cara aparecías tú, Señor; que tu nube estaba sobre ellos, que de día ibas delante de ellos en columna de nube y de noche en columna de fuego. 15 “Y dirán que has hecho morir a este pueblo como a un hombre. Y los que han oído tu fama dirán: 16 “ ‘Como el Señor no pudo introducirlos en la tierra que les había jurado, los mató en el desierto’. 17 “Ahora te ruego que sea magnificado tu poder, como tú lo has declarado: 18 “ ‘El Señor es lento para airarse y grande en amor, que perdona la iniquidad y la rebelión, aunque no deja sin castigo al culpable. Que visita la maldad de los padres sobre los hijos hasta los terceros y los cuartos’. (Éxo. 34:6, 7) 19 “Conforme a la grandeza de tu amor perdona la iniquidad de este pueblo, como lo has perdonado desde Egipto hasta aquí”. (Sal. 78:38; 106:45)

Dios perdona a Israel

20 Entonces el Señor dijo: “Conforme a tu pedido, lo he perdonado. (1 Juan 5:16) 21 “Pero tan cierto como yo vivo y mi gloria llena toda la tierra, 22 “todos los que vieron mi gloria y mis señales en Egipto y en el desierto, y me han tentado ya diez veces, y han desoído mi voz, 23 “no verán la tierra que juré a sus padres. No, ninguno de los que me han irritado la verá. 24 “Pero a mi siervo Caleb, por cuanto tuvo otro espíritu, y me siguió de todo corazón, lo introduciré en la tierra donde entró y sus descendientes la recibirán en posesión. (Jos. 14:9) 25 “Siendo que el amalecita y el cananeo habitan en el valle, volveos mañana y salid al desierto, camino del Mar Rojo”.

Castigo de los rebeldes

26 El Señor dijo a Moisés y a Aarón: 27 “¿Hasta cuándo oiré a esta depravada multitud que murmura contra mí? He oído las quejas de los israelitas contra mí. 28 “Diles: ‘Vivo yo, dice el Señor, que según habéis hablado a mis oídos, así haré con vosotros. 29 “ ‘En este desierto caerán vuestros cuerpos, todos los que fueron contados de veinte años arriba, los que habéis murmurado contra mí. 30 “ ‘Vosotros a la verdad no entraréis en la tierra que juré daros para que habitéis en ella; excepto Caleb hijo de Jefone y Josué hijo de Nun. 31 “ ‘Pero vuestros niños, de quienes dijisteis que serían presa, a ellos los introduciré, y ellos disfrutarán la tierra que vosotros despreciasteis. 32 “ ‘En cuanto a vosotros, vuestros cuerpos caerán en este desierto. 33 “ ‘Y vuestros hijos andarán pastoreando en el desierto cuarenta años. Ellos llevarán vuestras infidelidades, hasta que vuestros cuerpos sean consumidos en el desierto. 34 “ ‘Conforme al número de los cuarenta días en que reconocisteis la tierra, llevaréis vuestra culpa durante cuarenta años. Un año por cada día. Y conoceréis mi desagrado’. 35 “Yo, el Señor he hablado. Así haré a toda esta perversa multitud que se ha juntado contra mí. En este desierto serán consumidos, y ahí morirán” . 36 Y los varones que Moisés envió a reconocer la tierra, y al volver hicieron murmurar a toda la congregación contra él, desacreditando ese país, 37 esos varones que habían hablado mal de esta tierra murieron de plaga ante el Señor. 38 Pero Josué hijo de Nun y Caleb hijo de Jefone quedaron con vida de entre esos hombres que habían ido a reconocer la tierra.

Derrotados en Horma

39 Y Moisés dijo estas cosas a todos los israelitas, y el pueblo se enlutó mucho. 40 Se levantaron por la mañana, subieron a la cumbre del monte y dijeron: “Hemos pecado. Aquí nos tienes para subir al lugar que el Señor prometió”. 41 Y Moisés les dijo: “¿Por qué quebrantáis la orden del Señor? Esto tampoco os saldrá bien. 42 “No subáis, porque el Señor no está con vosotros. No seáis heridos ante vuestros enemigos. 43 “Porque el amalecita y el cananeo están allí, y caeréis a espada. Por cuanto os habéis negado a seguir al Señor, él no estará con vosotros”. 44 Sin embargo se obstinaron en subir a la cima del monte. Pero ni el arca de la alianza del Señor ni Moisés se apartaron del campamento. 45 Y descendieron el amalecita y el cananeo, que habitaban en ese monte, y los hirieron; los derrotaron y persiguieron hasta Horma.

Banners

Febrero de 2019

 

Volver

DomLunMarMieJueVieSab
272829303112
3456789
10111213141516
17181920212223
242526272812